Calderas De Gas

Las calderas de gas son aquellas que usan como fuente de energía el gas, pudiendo ser de propano, butano o gas natural., siendo estas últimas las más usadas actualmente. En contra de lo que muchas personas piensan, se trata de una de las formas de calefacción más confiable en la actualidad. La idea de pérdidas o fugas que deriven en males mayores, son cosas de la inventiva general, ya que hoy día estas calderas cumplen unas estrictas normas de seguridad, tanto para su fabricación como en su instalación.

El gas natural es la principal fuente de energía de las calderas de gas, es mucho más ecológico que el butano y el propano, además, desde el 2010 existe un reglamento para que todas las calderas emitan un bajo nivel de contaminación, por lo que las calderas de gas natural han ganado aún más terreno.

Funcionamiento de una caldera de gas

De forma sencilla se puede decir que el funcionamiento de una caldera de gas está basado en calentar agua usando el gas. Esta agua caliente circulará por los radiadores instalados donde se quiere la calefacción, desprendiendo calor para crear un ambiente confortable.

Instalación de una caldera de gas

Cuando instale una caldera de gas hay ciertas normas de seguridad que se deben cumplir. Se trata de una instalación que si se hace de forma deficiente puede ser resultar peligroso. Por ello siempre será necesario acudir a profesionales que dispongan de los permisos oficiales de instalador de caldera de gas. En ningún caso se debe de hacer la instalación usted mismo.

Además, una vez concluida la instalación, el instalador le entregará un certificado proveniente de la Delegación de Industria de su comunidad autónoma. Este documento es necesario en todo caso, ya que garantiza la seguridad de la instalación y el no tenerlo puede derivar en sanciones administrativas.

Uno de los puntos más importantes en la mayoría de instalaciones de calderas de gas, es que si está en el interior, se necesita una conducto de salida de gases hacia el exterior. Si no se dispone habrá que hacer un agujero en la pared e instalar un tubo para dicho uso.

Tipos de calderas de gas

Hay diferentes parámetros para clasificar calderas de gas. Según su instalación existen dos tipos más comunes. Las calderas de suelo, que son más escasas aunque tienen más potencia calorífica y las más usadas en todos los hogares, las calderas de gas murales, con una instalación más sencilla y económica.

Según sus funciones se encuentran dos grandes grupos. Las calderas de gas simples y las mixtas. En las primeras, la única tarea de la caldera será la de calefacción, mientras que en las segundas, las calderas mixtas, además proporcionan agua caliente.

Ventajas de las calderas de gas:

  • Reparto del calor homogéneo.
  • Limpieza.
  • Carencia de riesgos al utilizarla.
  • Los radiadores no desprenden gases contaminantes, por lo que se pueden instalar en lugares sin ventilación.
  • Es un sistema barato y rápido de calefacción.

Inconvenientes de las calderas de gas:

  • En las calderas mixtas, existe una limitación de agua caliente que se puede usar al mismo tiempo.
  • Necesidad de abrir un agujero en la instalación sino se dispone de un método de expulsión de gases.
  • Realizar periódicos mantenimientos. Las revisiones son obligatorias anualmente para la mayor parte de comunidades.
Pide presupuestos de calefaccion y calderas a multiples empresas a la vez y ahorra hasta un 40% al comparar presupuestos